Google+ Followers

sábado, 5 de abril de 2014

Punto de partida: el clima del lugar

Para ir a algún sitio siempre es bueno saber de dónde se parte.

En el caso de cualquier tipo de cultivo que queramos introducir en una zona, hay dos coordenadas que sitúan el punto de inicio: el clima y el suelo que allí haya. Y en mi opinión es el clima del lugar donde queremos cultivar nuestro bosque de alimentos el factor principal que determinará qué especies se van a dar o no, pues ante el clima poco puede hacer el ser humano. El suelo se puede enriquecer y en cierta medida modificar, pero si va a caer una helada o no en mayo, bien entrada la primavera en el hemisferio norte, eso, de momento, no lo podemos evitar.

Cuando veo los documentales de Geoff Lawton y se pasea orgulloso por sus bosques de alimentos establecidos y empieza: "aquí un mango, aquí una guayaba,...", ya me gustaría a mí... pero como que no veo yo estos árboles tropicales en Burgos. No conozco el clima del lugar de Australia donde Geoff Lawton tiene las tierras en las que realiza estos maravillosos diseños de permacultura y bosques de alimentos, pero lo que veo en sus vídeos me recuerda al clima del lugar donde vivo, Bilbao. Así, simplificando, mucha agua, muy verde, temperaturas suaves, aunque es probable que allí haya una parada invernal más corta y una temperatura media superior, porque guayabas tampoco he visto por Bilbao.

Pero estamos en Burgos, comarca de Oca, dentro de área de influencia del clima continental del centro de la Península Ibérica. Separada de Bilbao apenas 100 km en línea recta hacia el sur, debido a la barrera que ejerce la cordillera Cantábrica sobre estas tierras, que las separa de la acción benéfica de las nubes cargadas de lluvia que vienen del océano, y sus 800 m. de altura sobre el nivel del mar, nos encontramos con un descenso del 50 % en la cantidad anual de precipitaciones. Las temperaturas mínimas son bastante más bajas. El numero de días con helada es casi 5 veces más. Esto tiene que ser determinante para nuestro futuro bosque de alimentos.

Javier Sevillano es un amable señor que tiene una página muy curiosa sobre la historia de su familia y la comarca donde supongo que vive, pero además tiene un apartado donde puedes comparar las variables climatológicas de las capitales españolas.

La mitad de agua

Mucho más frío

Cinco veces más días de helada al año
En las máximas no hay tanta diferencia, pero también un poco más frías

Las tablas comparativas son muy claras. No, de momento, no habrá guayabas en Burgos. Pero no perdamos la esperanza, tal vez, dentro de miles de años...

El clima y el sobrepastoreo han esculpido esta "de-solada" calidad de los suelos

Precipitaciones anuales abundantes y bien repartidas durante el año dan este verdor. Valle de Arratia
Y solo 100 Km separan estas fotos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario