Google+ Followers

jueves, 5 de marzo de 2015

Creando un pequeño oasis

Dicen que la ignorancia es atrevida. Cuando empece a familiarizarme con el concepto de bosque comestible o de alimentos, pensé que yo tenía un pedazo de tierra y deseé crear uno. Hace un año que empecé con la primera zanja, con pocos conocimientos y mucha ilusión. Ahora sé algo más, lo veo más complicado pero cada vez estoy más convencida de que no tengo tiempo que perder.

La siguiente gráfica me la pasó Lucía del blog Una suerte de tierra y he de decir que me creó un bajón: ¿y si yo no pudiera tener un bosque de alimentos en ese pedacito de tierra que cuido?. En la gráfica podemos ver qué tipo de vegetación podemos tener naturalmente en cualquier zona del mundo, a partir de la temperatura y las precipitaciones medias anuales . (Hay que tener cuidado con las precipitaciones que están en cm, cuando aquí habitualmente estamos usando los mm). Con mis 55 cm de precipitación y una temperatura media de 10,1ºC a mí me corresponde el chaparral-pradera de manera natural y, efectivamente, eso es lo que hay.




Esta gráfica dice que no vamos sobrados, sino más bien escasitos. Necesito más agua y no tengo pozos ni manantiales. Y mis depósitos no se están llenando a la velocidad que yo les suponía... Pudiera parecer descorazonador y, sin embargo, internet está lleno de inspiraciones.

Brad Lancaster vive en Tucson, Arizona, cuyas precipitaciones anuales según he visto se asemejan a las de Almería, la zona más seca de la península Ibérica. Él ha conseguido tener un bosque de alimentos en la puerta de su casa y en las aceras de tierra de su barrio, y lo riega con agua de lluvia y un pequeño truco para aumentar las precipitaciones anuales. En el siguiente video él lo cuenta. Está en inglés pero lo importante está en las imágenes: hace alcorques grandes cuyo nivel está más bajo que el de la carretera. Las carreteras de asfalto al ser impermeables, son estupendas superficies recogedoras de agua, de hecho, creo que todos hemos visto los regueros que se forman en las orillas cuando cae una chaparrada. Y aquí está el truco de Brad: recorta el bordillo de la acera, probablemente con una radial, para comunicar ese alcorque con el reguero. Como el alcorque está más bajo, todo el agua que recoja la carretera, se meterá en él y ahí se quedará formando una pequeña piscinita donde se irá filtrando el agua y como además tiene un buen acolchado y sombra, la evaporación se reduce y la humedad se mantiene más tiempo.





Tiene la simpleza de las buenísimas ideas. Él cuenta que al principio la gente no entendía lo que hacía pero cuando empezaron a ver los resultados, todos a copiar y a cortar bordillos. No me extraña. Vivo a miles de km de distancia y estoy dispuesta a copiarle, al menos en la idea general porque yo no tengo una carretera asfaltada al lado. Lo que yo tengo es un talud encima que aunque sea de matorral bajo (tomillo, sedum, aulaga, escobizo) y filtre el agua, cuando el agua caiga abundantemente, no tendrá capacidad de filtrarla toda y se deslizará hacia abajo... y ahí es donde tengo que tener mi mega-alcorque, donde se le invitará al agua a entrar y a quedarse. De esta manera, supongo que esos 55 cm de agua anual, aumentarán no sé si tanto como para entrar dentro de la franja de bosque templado, pero, en cualquier caso, mi bosque de alimentos tendrá más posibilidades de prosperar.

Esa zona más propicia la vio Mavi cuando estuvo en visita de reconocimiento. En ella, ya existe una pequeña zanja donde el agua se recoje, y de hecho, si miro bien, veo que en el sumidero de todos los taludes y zanjas es donde más vegetación hay. La permacultura pide observación y espero estar empezando a mirar las cosas con otros ojos. 

Aunque el cortavientos para esta zona en la terraza alta ya está plantado, aún le quedan años para entrar en funcionamiento. Pero con esta premura que me ha entrado, he decidido ponerme a plantar en la terraza, copiando los mega-alcorques de Brad Lancaster. Tal vez sea precipitado plantar nada sin la protección del cortavientos pero... me voy a arriesgar. Parto de la zanja recogedora de agua del talud pero en lugar de dejarla corrida, tal y como está, el plan es hacer pequeños islotes de arbolado productivo, pequeños oasis donde el agua recogida sea mayor, y donde una vez que el cortavientos esté haciendo su función, haya un bosque de alimentos en una tierra seca y fría.

Y aquí van las fotos del trabajo.




El tiesto marca la zona elegida. Tiene un buen talud a su espalda para proporcionarle agua.


Otra vista.
Se trabaja muy bien con la pala de corte cuando la tierra está mojada.





Como hacer un gran alcorque donde puedan ir tres árboles supone mucho
 trabajo y mucha tierra removida hago tres agujeros comunicados entre sí.
Echo en falta un nivel para saber si el agua se va a repartir bien por toda
 la superficie rebajada.
Aún así hubo que mover mucha tierra.



Este es un nispolero europeo que iban a tirar porque los frutos no "enveran". Cruzo los dedos para que prenda.

Recien plantado y viene una mariquita a recibirlo. Con 10ºC las mariquitas ya se animan a salir.

La "herida" en el suelo la he tapado con trizas de madera de roble. 


No se ve muy bien pero está el nispolero y un cerezo hijo de un buen cerezo de Bilbao. El tercer hueco está libre.



Aquí se aprecian un poco mejor. No me la juego con los corzos y les he puesto protecciones

Gran parte de la vegetación que les rodea son leguminosas: escobizos y aulagas. La fijación de nitrógeno está asegurada, así que por qué quitarlos. Los del pueblo dirán que se comen los nutrientes, que todo eso mejor cortar y arrancar de raiz... pero la permacultura pide suelos sanos y vivos, que se fertilicen a sí mismos, así que yo los dejo.

Siguiendo los consejos de Mavi plantaré densamente junto con los frutales alguna leguminosa forrajera. Tengo unas pocas alubias de altramuces, la alfalta también es una buena candidata. Encima de la madera pondré cartones y paja y que los microorganismos, lombrices, hongos y demás hagan el resto.

Ffst plantaciones
Curva de nivel de Mavi. El trabajo se ha hecho en la zona verde superior, a la derecha.

Tal vez sea muy pretencioso decir que esto es un minioasis, pero sí espero que sea una zona donde haya más humedad, donde los árboles generen sombra y se den unas condiciones mejores que en los aldededores. Éste es el primero de una serie de mega-alcorques/mini-oasis que poblarán toda la zanja de la ladera de arriba. Este año sólo voy a hacer éste que en total va a tener cinco árboles.

No me cuesta nada imaginarme un buen cortavientos y los alcorques recogedores de agua llenos de frutales cargados de fruta... Luego la realidad es más terca y las cosas suelen ser más difíciles, pero hay que intentarlo. Siempre, siempre.



















5 comentarios:

  1. Gran trabajo, Isabel, estoy segura de que tendrás tu oasis. Me preocupa un poco lo del nivel de las zanjas. Si pudieras fijarte un día que llueva a ver cómo se mueve el agua estaría genial. Si no, se crearán zonas más húmedas dentro del mini-oasis. No es malo, pero está bien saberlo para plantar con cabeza.

    Un beso enorme,
    Lucía

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, me acordé mucho del nivel ese que nos vas a enseñar a hacer en el curso de permacultura de mayo...

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    Como dada las circunstancias de la parcela resultaría difícil establecer un diseño en linea clave (que facilita una mejor distribución del agua y la evacuación del aire frío descendente http://www.lineaclave.org/web/index.php/agricultura-regenerativa/sistema-linea-clave), te recomendaría que en los setos cortavientos introdujeras alguna discontinuidad para dar salida al aire frío en invierno.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de leer el enlace que me has puesto y he de decir que por fin he entendido qué es la línea clave. Con respecto al seto y su discontinuidad, lo tendré muy en cuenta. Muchas gracias

      Eliminar
  4. Se me había despistado esta entrada. Estoy de acuerdo con Lucía en que no es muy seguro que el agua se concentre en los alcorques. Me gustaba más el reparto en zanjas (no es de extrañar porque era mío) pero espero que te salga la cosa muy bien.
    También estoy de acuerdo con Caminante en que la Línea clave aquí no es útil. Aunque no soy una experta en esto, ni mucho menos. Por cierto, te agradezco un montón que pongas mi web como enlace de tu interés, pero ¡no se actualiza!

    ResponderEliminar