Google+ Followers

domingo, 26 de abril de 2015

Capricho de castañas

capricho.

       (Del it. capriccio).


1. m. Determinación que se toma arbitrariamente, inspirada por un antojo, por humor o por deleite en lo extravagante y original.

2. m. Persona, animal o cosa que es objeto de tal determinación.

3. m. Obra de arte en que el ingenio o la fantasía rompen la observancia de las reglas.

4. m. Mús. Pieza compuesta de forma libre y fantasiosa.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Me encantan las castañas de cualquier manera: crudas, cocidas, asadas. Me gustan los castaños, la forma de sus hojas, su porte, son árboles muy hermosos. Me gustan los boletus edulis que micorrizan con los castaños. Me gusta todo... menos que necesiten un mínimo de 700 mm de agua anuales para prosperar. En esta zona no hay castaños en muchos km a la redonda. Los más cercanos que yo sepa están en la sierra de la Demanda a bastante más altura donde el ambiente es más húmedo y donde también se pueden encontrar hayas.

Pero como estoy inspirada por un capricho me he decidido a probar suerte con ellos. El año pasado planté una castaña en mi vivero particular y salió un arbolito y qué mejor para un árbol tan imponente que estar en tierra y no en un tiesto. Es posible que sea un sin sentido, si uno no va a favor de la Naturaleza, lo normal es que tenga que salir de nuestro esfuerzo lo que no sé da en esa zona. Pero me acuerdo de que hay que mirar este asunto bajo la luz de los principios que comentaba en la entrada anterior...


13. El mayor límite a la abundancia es la creatividad.
La imaginación y capacidad del diseñador normalmente limitan la productividad y la diversidad antes de que los límites físicos se hayan alcanzado.


Pues eso, que hay que intentarlo, nada de castrarse mentalmente, que en bastantes cárceles internas y externas andamos ya metidos como para no permitirnos plantar una pequeña castañita. A fin de cuentas, son sólo 150 mm de agua anual de nada... Pero dejando al lado la broma, hay que tener en cuenta que los 550 mm anuales de agua es una media y que las vaguadas llevan más agua, que las zanjas recogen agua, y que dentro de la vaguada habrá sitios donde el agua se acumule más; y que, además, tiendo al optimismo por naturaleza. Por eso, aquí llegamos al 1er principio:


1. Observa.
Usa una observación mantenida y atenta más que una acción prolongada e irreflexiva. Observa el lugar y sus elementos en todas las estaciones. Diseña para lugares, clientes y culturas específicas.



Foto del verano del 2014. Todo ese verdor indica cierta humedad por encima de la media en esta vaguada.


Pero especialmente en la zona baja



Creo que este es el sitio más propicio


En este lugar indicado en las fotos llega el agua de toda la vaguada y además también es donde acaban las dos terrazas. Si algún sitio tiene más agua en toda la finca es éste, incluso en verano no pierde su verdor. Además, es un borde, pues hay un cambio muy brusco de pendiente, desde la pendiente suave de la vaguada, ahí la ladera adquiere una mayor caída. Así que hay que darle su importancia porque es donde más "chicha" se puede sacar:


8. Optimiza los bordes.
El borde -la intersección entre dos ambientes- es el lugar de mayor diversidad de un sistema y es donde la energía y los materiales se acumulan o son transportados. Incrementa o disminuye el borde según sea apropiado.


Además, si pudiera darse un cierre de castaños... Soñar es gratis.

Localizado el sitio, ahora toca conocer las necesidades del castaño. Veo que además de humedad y que al menos un cuarto de las necesidades hídricas anuales se han de cubrir en verano (ergo, a regar en verano tocan, este capricho tiene su precio), al castaño infante le gustan las zonas umbrías pero como en ese lugar no hay sombras, tendré que hacerle una para que se sienta como en casa:


9. Colabora con la sucesión.
Los sistemas vivos  normalmente se desarrollan desde la inmadurez a la madurez, y si aceptamos esta tendencia y nos alineamos con ella en nuestros diseños en lugar de pelearnos con ella, ahorraremos tiempo y dinero. Los ecosistemas maduros son más diversos y productivos que los ecosistemas jóvenes.


Sigo leyendo y me quedo fría cuando leo que el castaño, cuando sembrado de castaña, tarda en producir unos 25 años. Los árboles van a un ritmo que no es el nuestro. Si todo va bien, si le proveo de la humedad y sombra suficiente, si le gusta el sitio, y si se alinean muchos otros síes que ahora desconozco, esa primera castaña verá la faz de la Tierra cuando yo cumpla 70 años. Esto me hace recordar una frase que leí el otro día en el blog de Sergi Caballero "El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es ahora".

En nuestra sociedad siempre andamos buscando un provecho inmediato. Ahora nos asombramos de que alguien pudiera dedicar su vida a comenzar una catedral, sabiendo que nunca la vería acabada. Pero así son las cosas, y si quiero comer de estas castañas tendré que llegar a anciana... también puedo coger un atajo -a fin de cuentas, soy de este tiempo-, pues si planto castaños injertados, darán fruto en unos 8 años. Además, el duodécimo principio me lo pide:


12. Consigue un rendimiento.
Diseña para conseguir un pago a tus esfuerzos tanto a corto como a largo plazo: "No puedes trabajar con un estómago vacío". Ajusta circuitos de realimentación positiva al construir tu sistema que devuelvan tu inversión.


Pero empezaré plantando uno este año, el que ya tengo, y veremos qué tal pasa el verano y cómo se desenvuelve. Si veo que no le va demasiado mal, entonces, iré a por uno injertado que le acompañe y seguiré plantando castañas a ver si alguna germina y tira adelante. Poco a poco, paso a paso, tengo prisa pero actuaré pausadamente:


7. Usa sistemas pequeños e intensivos
Comienza en la puerta de tu casa con el más pequeño de los sistemas, eso bastará y en él se basarán tus éxitos. Crece "a trozos" - esto es, desarrolla un pequeño sistema o disposición que funcione bien - y repítelo con variaciones.


Y si sale mal, siempre se puede ir a comprar castañas al supermercado.


14. Los errores son las herramientas del aprendizaje.
Evalúa tus intentos. Cometer errores es una señal de que estás intentando hacer las cosas mejor. Normalmente los errores tienen poca consecuencia, si aprendes de ellos.


Visto mi capricho desde todos estos ángulos, vamos a la faena. Este es el plan: cavar una zanja en el mejor sitio, plantar el arbolito que ya tengo, hacerle un acolchado de cartón y paja, ponerle una sombra un verano para que se crea que está a la sombra de un árbol padre-madre y regarle al menos con 5 L a la semana durante la estación seca.

Me llaman la "Niña de la pala". Este año he cavado más que en toda mi vida.
Al fondo, el agua con la será regado en verano, uno 100 L, toda para él.

Cuando planto un árbol, siempre le deseo suerte.

Sigo pensando en los 25 años que me faltan para comer esa castaña... este bosque de alimentos es un domador de impacientes...

Actualización del 16/10/2015: Si habéis leído hasta el final y os habéis quedado con la sensación de qué bien he pensado todo, os recomiendo que leáis esta entrada posterior.

6 comentarios:

  1. Creo que jas plantado con cabeza y corazón. Sí parece que tu vaguadita es un microclima en cuanto a agua se refiere, así que todo es posible. Otra cosa que deberías ver es la variedad de castaño que plantas. Seguro que hay algunas que necesitan menso agua o aguantan mejor la sequía.
    Ánimo
    Lucía

    ResponderEliminar
  2. Isabelita, me parece estupendo la plantación de tu castaño y de un ciento que tuvieras de la misma procedencia. Pero, no creo que enganche ahora ni crezca bien. Te recomiendo que no dejes de hacer en esta zona lo que planeamos primeramente para este otoño; sobre todo: " Añadiendo algo de protección provisional contra el viento podemos plantar en otoño. Siegas y acolchados (chopear) de vegetación herbácea espontánea, cuidando de respetar todos los arbustos silvestres por pequeños que sean. "
    " Trasplantar en otoño densamente plantones silvestres. Siembra densa a golpes en otoño y primavera muy temprana de herbáceas disponibles, leguminosas forrajeras, semillas de arbustos cercanos, etc."

    Especies por ejemplo: majuelo, endrino, avellano, madroño, Cornus sanguínea, almendro, Sorbus aria, pino piñonero, nogal, castaño, higuera, morera blanca y negra, cerezo, acacias, arce de montpellier, arce negundo, Laburnum (lluvia de oro).
    Lo que es fantástico es la energía que te ha llevado a hacer esa zanja. Antes de tapar sería muy bueno enterrar muchas ramas y tronquitos lo más podridos posible, virutas de madera, etc. Y acolchar. Así iremos poco a poco preparando el suelo para que árboles como tu castaño puedan crecer. Es que no sólo es cuestión de agua.

    ResponderEliminar
  3. El tema de los acolchados no me ha quedado claro de en que consisten, y como se hacen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Santiago. Si quieres ver fotos de cómo hago acolchados puedes verlo en esta entrada http://foodforestmesetario.blogspot.com.es/2014/05/accion-la-primera-zanja.html. Pero mira los consejos de Mavi en el comentario arriba del tuyo: antes de poner los cartones enterrar troquitos, ramas, virutas. El humus le da mucha riqueza al suelo. Este año estoy plantando unos nogales con zanja y acolchado, prepararé una entrada. Hay muchos tipos de acolchados, si ves en el espejo de este blog en facebook, encontrarás cómo hacer un acolchado tipo lasaña que probablemente es el más completo. Pero fundamentalmente se trata de tapar el suelo desnudo.

      Eliminar
    2. Ya veo, que interesante así evitas remover la tierra alrededor del tronco para mantener la tierra esponjosa y aireada y te ahorras también tener que abonar, lo único que en lugar de alcorque alrededor del tronco habrá una colina o un anillo elevado, y entiendo que el árbol va en tierra y luego el acolchado alrededor o se arbola directamente en el propio acolchado? Gracias por compartir tus experiencias se nota y transmite tu entusiasmo

      Eliminar
    3. Efectivamente, por esa misma razón ya no voy a plantar en los swales acolchados, ahora planto dentro de zanjas o alcorques para que queden por debajo del nivel del suelo y así recojan agua en vez de expulsarla. Aquí se puede ver más o menos http://foodforestmesetario.blogspot.com.es/2015/03/creando-un-pequeno-oasis.html. Encima de los palos coloqué cartones y encima de los cartones paja. Muchas gracias por el cumplido, la verdad es que aunque voy despacito lo hago con mucha ilusión y es algo que me hace muy feliz.

      Eliminar