Google+ Followers

jueves, 5 de junio de 2014

La elección de los árboles (I): cubierta o dosel

Los árboles de cubierta o dosel son los árboles que más alto llegan en un bosque, son su techo y los que más sombra van a dar. Pero también pueden ser los árboles que van a crecer más lentamente y, por ello, los más longevos.

En nuestra selección de árboles eran unos pocos los que yo he considerado árboles de cubierta: nogal, morera, higuera, pino piñonero y encina. Aunque todo esto puede ser muy relativo: una encina, que crece lentamente, tal vez necesite casi 100 años para ser un árbol de cubierta y un melocotonero puede que a los 30 años de su plantación se haga viejo. Plantados los dos a la vez, el melocotonero crecerá más rápido y mientras la encina esté ocupando primero el lugar de la cobertura de suelo y luego el lugar de un arbusto, el melocotonero estará ocupando rápidamente su lugar en el sotobosque. Cuando la encina llegue a ser árbol de cubierta, el melocotonero ya no estará... y casi seguro que muchos de nosotros tampoco. Y al contrario, conozco un guindo centenario, árbol que he catalogado como sotobosque, que podría ser de cubierta sin problema.


Un señor guindo

Nuestro amable colaborador, que mide 1,86 m., se ha colocado para darnos una referencia de su tamaño 

Dicen que un bosque tarda al menos cien años en alcanzar el comienzo de su madurez, un bosque va más allá de la dimensión temporal humana. Estoy en la mitad de la cuarta década de mi vida y para el desarrollo pleno de algunos árboles que voy a plantar, ya voy tarde. Ya me gustaría a mí poder mirar por un agujerito y ver cómo estará dentro de 100 años lo que ahora solo está en mi imaginación, pero no, lo nuestro es hacer y hacer, y marchar. Los árboles se cuidarán a sí mismos, y lo vea o no lo vea yo, habrá mucho alimento para los pájaros y demás bichillos del campo, para paseantes y para herederos; así que siempre estará bien. En la Naturaleza siempre hay economía de recursos, alguien o algo lo aprovechará.

Aunque yo no vaya a estar para verlo del todo, voy a situar los árboles de cubierta teniendo en cuenta su desarrollo completo. Por eso, los voy a plantar en la zona noroeste de la finca para que su sombra incida fundamentalmente en la ladera de solana y no tapen demasiado al resto de los árboles que crecerán a su lado. Las laderas de solana están muy empobrecidas y de-soladas. Hace unos 10 años que no hay rebaños y ya se nota la regeneración, empiezan a verse pequeños quejigos, nogales, majuelos, pero sobre todo en las laderas de umbría. Esa sombra hará que el suelo no pierda tanta agua durante el periodo seco estival y pueda albergar más especies.

Árboles de cubierta


Y aquí retomo estos dibujos míos, a ver si poco a poco voy mejorando. Para las encinas que ya tengo plantadas cerca tengo otras cosas planeadas así que sólo plantaré nogales, moreras, pinos piñoneros e higueras. Creo que las higueras enseguida dan frutos pero el nogal y el pino piñonero empiezan a producir tímidamente a partir de los diez años para ir aumentando la producción según van creciendo. La morera no lo sé, tengo un plantón del año pasado, nacido de semilla, ya lo iré viendo. A todo le doy diez años, pasado ese tiempo, será el momento de hacer valoraciones.




Nuestro guindo centenario en flor: belleza, belleza y más belleza



No hay comentarios:

Publicar un comentario